domingo, 14 de septiembre de 2014

En continua lucha


9 comentarios:

  1. Sin duda, lo que más admiro de esta fotografía es el dominio de la luz, siempre tan difícil en los paisajes. La composición también es muy interesante y nos habla de un rincón idílico desde el que disfrutar de una jornada bucólica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces, mantener el equilibrio y luchar a contra la corriente parece imposible. Ese arbol demuestra que no hay nada irrealizable.
    Por cierto, la imagen me encanta tanto por el encuadre como por los reflejos y la sedosidad del agua.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Magnifica fotografía, llena de luz y fuerza.
    Me gusta como has acotado la imagen con los dos troncos gordos dejando en medio del cauce al mas endeble.
    Un abrazo Carlos

    ResponderEliminar
  4. Impresionante, muy hermosa, Carlos
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. La naturaleza es así, una lucha contínua. En este caso no es solo el árbol en medio de la corriente, sino también la lucha del agua por seguir fluyendo pese a los obstaculos que pueda encontrar por el camino.
    Gran imagen, Carlos.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta ese contraste entre la dureza del tronco del árbol, que lucha por su espacio y el agua, con su fluidez y su movimiento todo lo arrastra, abriéndose paso con toda su fuerza.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Siempre luchando pero nunca desesperando, por que como bien podrás observar en esos arboles... su firmeza y robustez hace el resto.... muy fresca y desde luego bonita esta fotografía..

    Un abrazote y buena semana

    ResponderEliminar
  8. También se puede mirar de esta otra manera. El agua es la que lucha en su torrente por abrirse paso a cada segundo para cuidar de ese tronco que con sus hojas le brinda una bajada placida a la sombra.
    Sea como sea el caso es que ahí esta el esfuerzo de uno o de otra para discurrir sin incidentes dignos de mención. Y justo a esa corta distancia tu con la cámara en las manos para dar certificación de que el mundo existe y está ahí.
    Un abrazo y gracias por mostrar esta fuerza que nos deja atrás.

    ResponderEliminar