martes, 16 de octubre de 2012

XVIII - unas palabras

una frase para el café:
 
Estamos aquí para mezclarnos, de eso no me cabe ninguna duda. El por qué… Ése sí es un buen misterio.
 
unos versos:
Un trueno espanta las gaviotas,
un huracán azota los palmerales,
abre los rediles y se despide el aire.
Gotean lluvia los poros de la tarde
y se acerca el océano en olas incesantes;
abrazos de espuma, incansables.
 
Un relámpago ciega las estrellas,
quedan pálidas las nubes
como un espejo viejo, opaco y frío.
La tarde corre sobre la arena.
Se agita y se estremece.
Suplica e implora.
Nadie hace ningún caso
y se vuelve noche,
no queda otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada