miércoles, 24 de octubre de 2012

XXIV - Unas palabras

una frase para el café:
 
En mi adolescencia leí una de las cosas que más me han impactado en la vida. Un científico afirmaba que la probabilidad que tenía una persona de estar en este mundo era igual a la probabilidad que tendrían millones de letras vertidas en una piscina de caer ordenadas conformando el libro de El Quijote.
 
unos versos:
 
Al fin me encuentro en él,
ni más allá, ni más acá.
En el centro exacto,
en la duda misma.
 
Jamás a él se llega
si uno es decisivo siempre.
Acierto o fallo, relativo es,
dirime el tiempo y la fortuna.
 
Pasarse tampoco es bueno,
es la ruina permanente,
inercia enloquecida;
la muerte prematura.
 
Es el centro exacto de la duda
mi eterna felicidad –si es que existe-,
el incesante vibrar de los sentidos
-que seguro existen-
El vórtice que gravita sobre el centro de la duda
mantiene mi alma viva, siempre inacabada...
Con todo por hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada